viernes, 11 de abril de 2014

De norte a sur: un cambio radical



Motivos laborales o personales, como puede ser contraer matrimonio con alguien de otra comunidad autónoma, son dos de las principales razones que llevan a muchas personas a tener que realizar un cambio radical en su vida como es el traslado de residencia  desde el norte de España a vivir a una ciudad del sur.

De Asturias a Málaga, de Santander a Córdoba, de Santiago de Compostela a Sevilla…Multitud de posibilidades al respecto son las que pueden llevar a que un individuo vea como deja atrás su tierra natal en la costa cantábrica para comenzar una nueva etapa vital en la zona más mediterránea, en Andalucía.

Aunque ambas áreas están dentro del mismo país es innegable que las diferencias entre ellas son notables. De ahí que en un primer momento pueda costar ese cambio, sin embargo, y una vez superado el proceso de mudanza, este traerá consigo un importante número de ventajas:

  • Buena climatología. Uno de los beneficios más notables que experimentará la persona que haya realizado la citada mudanza o que haya recurrido al servicio de un guardamuebles para vivir en el sur es que podrá disfrutar de unas temperaturas mucho más cálidas. Así, dejará atrás el frío del norte y lo sustituirá por sol y menos lluvia.
  • Nuevos hábitos de vida. El clima también trae consigo un nuevas costumbres y estilos de vida que giran en torno a disfrutar más de la vida en la calle.
  • Playas espectaculares. Es cierto que en el norte de España hay playas majestuosas, pero por culpa del clima en muchas ocasiones no se puede disfrutar plenamente de ellas, algo que sí se puede hacer en Andalucía.
  • Patrimonio artístico valiosísimo. No es menos importante el hecho de que el sur de España es una de las zonas más ricas desde un punto de vista arquitectónico pues cuenta con ciudades que tienen los monumentos más impresionantes y que merece la pena descubrir. Este sería el caso de Córdoba con la Mezquita, de Granada con la Alhambra o de Sevilla y la Giralda.
mudanza Sevilla